Kennedy Café Bar.

Me encanta ir a este magnífico Bar. La decoración es un despertar de sentidos. Aquí he pasado momentos inolvidables y divertidos. Es un lugar donde disfruto de cada minuto. Estar en buena compañía, con una convsersación donde se habla cualquier tema y ya sea con un café o una cerveza, se disfruta de un modo sin igual.

He aquí un poco de historia del Bar.

Kennedy Bar fue un colegio jesuita donde estudió el Escultor Murciano Francisco Salzillo, después una fábrica de seda y por fin un local de copas.

El edificio donde se encuentra Kennedy Bar se fundó en 1584 como colegio jesuita, en donde años después se formaría como estudiante el escultor Francisco Salzillo (s.XXVIII). Después, durante una larga temporada, fue una fábrica de seda y ahora, desde hace diez años, es un local oficial Irish Guinness.

Kennedy Bar es un local que no deja indiferente por su decoración: dos arcos renacentistas del antiguo convento de La Anunciata reciben a los clientes en su interior, y un púlpito de madera comprado en una subasta por los dueños del establecimiento tras haberse salvado de un incendio en una iglesia de Londres nos acompaña durante nuestra estancia.

Más de 35 tipos de cervezas y una carta de cócteles y cafés de buena parte del mundo son ofrecidos diariamente a todos los clientes, que principalmente se acercan al bar para ver los eventos deportivos en su gran pantalla de televisión. La música, principalmente 'chill-out', pasa indiferente entre las mesas que recorren todo el local, ya que quien va al Kennedy Bar suele preferir la conversación amena y tranquila al estruendo sonoro.

El local destaca por ser uno de los principales impulsores de los monólogos, los conciertos en acústico, la reproducción de cortometrajes, las pasarelas de moda y los espectáculos de magia, aunque hasta septiembre no comenzará la nueva temporada de eventos. Para que os hagáis una idea, por allí ya han pasado grandes humoristas como Agustín Jiménez, Eva Hache, Keké o Pedro Reyes.

Los camareros tienen preparada una hoja que resume toda la historia del local y que muy gustosamente ofrecen para que disfruten de su copa con un poco más de historia.

Comentarios

  1. ¡35 clases de cerveza! Sólo por eso ya merece la pena ya ese sitio. Como diría Juncal, tomo nota.
    Yo adoro la cerveza, especialmente la de mi tierra, la Alhambra, que chovinismos aparte creo que es la mejor de España, y por supuesto la Zlaty Bazant, esa delicia eslovaca que descubrí en mis viajes a Centroeuropa...
    Enhorabuena por estos dos post seguidos, ya que son dos bebidas que me encantan, adornadas en lugares que has dibujado muy bien.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Tirador Solitario.

    Si alguna vez pasas por Murcia ya sabes donde tienes que ir para probar una cerveza o un un café :)

    A mi me han hablado muy bien de la cerveza Alhambra. Así que si algún día voy por tu tierra, la probaré sin duda.

    Aquí tenemos la cerveza Estrella de Levante. Que está muy buena.

    Me gusta descubrirle a la gente lugares nuevos que no conoce.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario