Día de los Santos Inocentes.


Hoy es un día propicio para gastar bromitas! Así que llevar cuidadito por si os gastan alguna.

A mi una vez teniendo una comida familiar que se ese año fue sábado, se puso unas nueces en la mesa, cuandos unos cuantos nos dispusimos a comer una, al abrirla, vemos que dentro no estaba la nuéz, sino un papelito que decia: ¡INOCENTE! Y claro, las risas del bromista, pues se contagió a todos.

Al sostener la nuéz en la mano no notamos que dentro no había nada... en fin... el caso es que ahí quedó la bromita.

Comentarios