Mi opinión sobre "Juicio a una Zorra". De Carmen Machi.

Anoche asistí por fin, al Teatro Circo. La primera impresión fue totalmente de asombro, puesto que desde la calle una no se imagina lo grande que es por dentro. La acústica es excelente. Mis amigos y yo estábamos sentados en el segundo anfiteatro, segunda fila y aunque es la zona más alta del teatro, el escenario se ve perfectamente.

Lo primero que sentí cuando estaba sentada en la butaca fue: Ilusión, alegría, felicidad y no podía dejar de contemplarlo todo! Me quede fascinada de lo bonito que es.

La función comenzó exactamente a las 21:30. Cuando Carmen Machi hizo su aparición en el escenario. Yo sonreí y estaba totalmente emocionada e impactada por verla de rubia y con un vestido precioso de color rojo. Estaba muy guapa. Su interpretación como Helena, hija de Zéus me dejo maravillada. Fue exquisita, fascinante, sutil y elegante con cada movimiento, con cada grito desgarrado, con cada postura que lo hacía como una bailarina que siente y se apasiona a cada momento. Hubieron puntos de humor que nos hizo reírnos por unos segundos.

El cambio de registro de esta gran Actriz nos dejo a más de uno con la boca abierta y más teniendo en cuenta que estamos acostumbrados a su interpretación en 7 Vidas como Aída y posteriormente siento protagonista de su propia serie. En donde es graciosa y alocada. Me hizo gracia un chico que había sentado en la primera fila y unos asientos más allá de donde yo estaba sentada, pues no paraba de moverse y estar con el pie dando pequeños golpes en el suelo, vamos, se notaba que estaba aburrido y a parte de eso. ¿Qué cree que fue a ver? Porque desde luego no era un monólogo precisamente de risa. Luego a una mujer que estaba sentada al lado de mi amiga, le sonó el móvil y luego contestó a un sms. Mira que advierten antes de la función que se apaguen los móviles y las cámaras de fotos. Pero siempre alguien que pasa de las normas, en fin.

Después de pronunciar Helena (Carmen) sus últimas palabras, mire el reloj del móvil y marcaban las 22:35. Había pasado exactamente 1 hora. Ni un minuto más ni uno menos. En punto! Y eso para mi es de admirar, porque no es solo es aprenderse un guión con tantos nombres que no sería capaz de pronuncia ni yo, ni mucha gente. Y más de tan de seguido.

Aplaudimos durante muchísimos minutos. Ella salía del escenario y volvía a entrar una y otra vez hasta hacerlo 3 veces! En agradecimiento al cariño y los aplausos que le dedicamos, ella nos devolvió el gesto y también nos aplaudió a nosotros, el público que nos entregamos con toda nuestra fuerza y cariño.

La verdad es que la hora se me paso rápida. Pero desde luego disfruté de cada minuto.

Desde luego fue un monologo interesante, profundo y que nos llevo a la reflexión.

Ojalá vuelva a Murcia con otra función para poder volver a disfrutar de ella.

Si va a vuestras ciudades, os recomiendo 100% que vayáis.

Saludos!

Comentarios