Paparajotes.

El paparajote es un postre típico y genuino de la huerta murciana.

Los habitantes de Murcia sienten un especial cariño por este dulce que envuelve una hoja de limonero. Hasta el punto de que es un emblema de la repostería de la ciudad.

La sencillez del paparajote es un argumento más en su favor, junto a su fácil elaboración, los ingredientes tan saludables y el bajo precio.

El paparajote presenta un aspecto rústico, propio del medio en que nació, pero lo compensa con su inmenso sabor y un jugoso tacto al paladar.

Receta:
Ingredientes para 4 comensales.

2 huevos.
1/2 litro de leche.
1/2 sobre de levadura.
500 g de harina.
100 g de azúcar.
Aceite de oliva.
Azúcar glas y canela en polvo para espolvorear.
Una pizca de sal.
Hojas de limonero.

Modo de elaboración

Paso 1: Realizar la masa.

En un recipiente amplio, batir los huevos y agregar la pizca de sal, la levadura y la leche. Añadir la raspadura de limón, dos cucharadas grandes de azúcar y, poco a poco, la harina que admita, hasta conseguir una masa no muy espesa.

La masa debe ser consistente como para adherirse a la hoja.

Paso 2: Untar las hojas.

Las hojas de limonero se impregnan en la masa hasta quedar completamente rebozadas por ambas caras. Para ello previamente es necesario lavarlas a conciencia. Luego se sumergen en el bol con la masa y de ahí directamente a la sartén.

Paso 3: Freír.

Con el aceite caliente se van colocando uno a uno los buñuelos que forman la hoja rebozada en el interior de la sartén. Se deben voltear con cuidado para no desprender la masa de la hoja o bien poner aceite suficiente para que se doren por ambas caras.

Una vez que el paparajote está bien doradito se retira de la sartén y se coloca sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Paso 4: Espolvorear.

Finalmente se espolvorean por ambas caras con una mezcla de azúcar glas y canela en polvo.

Presentación en mesa y acompañamiento:

Los paparajotes se sirven en una fuente adornada con unas ramitas de canela, una hoja de menta o una flor del limonero. Se limpian bien los bordes de la fuente para que el aceite o la canela que se hubiera podido desprender no desmerezca la presentación.

Este postre típico de la huerta se suele acompañar de un vino dulce o mistela. Los comensales gustan mucho de alternar los bocados al paparajote con el sorbo al licor.

Muy importante es recordar para aquellos que se acercan por primera vez a este delicioso postre que la hoja de limón que contiene no debe comerse pues es muy indigesta. Se usa sólo para adornar y condimentar la masa.

¡A disfrutarlos!

Comentarios

  1. Me apetece probarlos!!!!! y siempre había tenido la duda de si había que comerse la hoja o no.

    ResponderEliminar
  2. Un dulce tradicional estupendo, desde luego que dulces hay por toda la geografía española.
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario