Fallece a los 91 años la actriz Esther Williams, la sirena de Hollywood.


La actriz y nadadora Esther Williams, campeona de natación juvenil y una de las grandes estrellas de la taquilla en los años 1940 y 1950, ha fallecido este jueves en California a los 91 años, según ha confirmado su representante Harlem Boll.

Esther Jane Williams, nacida el 8 de agosto de 1921 y gran nadadora profesional, cambió las piscinas por el cine para convertirse en una gran estrella de los ballets acuáticos cinematográficos de las décadas de 1940 y 1950.

Conocida como la 'sirena de América' y una de las grandes estrellas de la Metro Goldwyn Mayer durante su era dorada, fue seleccionada a los 16 años para competir en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1940, que finalmente fueron suspendidos por el estallido de la II Guerra Mundial.

Williams aprovechó entonces sus dotes como nadadora para convertirse en una estrella de cine. Comenzó a realizar presentaciones con el también nadador Johnny Weissmüller, el famoso 'Tarzán', con quien participó en el espectáculo Billy Rose Aquacade.

La Metro Goldwyn Mayer se fijó en ella y la convirtió en una de sus grandes figuras y de los ballets acuáticos cinematográficos de las décadas de 1940 y 1950. Protagonista de clásicos como 'Ziegfeld Follies' (1945), 'La hija de Neptuno' (1949) o 'Take Me Out to the Ball Game' (1949), debutó en el cine en 1942 pero la fama le llegó dos años más tarde con 'Escuela de sirenas' (1944).

Conquistó al público con su actuación en títulos como 'La primera sirena' (1952) o 'Dangerous When Wet' (1953) a principios de la década de los 50. A mediados de esta década comenzó a perder popularidad y rompió su contrato con la Metro.

Ya como actriz independiente, participó en películas como 'Sombras de la noche' (1956), 'Momento inesperado' o 'El gran espectáculo'. Estuvo casada en cuatro ocasiones: con Edward Bell, Leonard Kovner, el cantante y actor Ben Gage, y el actor y director argentino Fernando Lamas.

Fuente: elmundo.es

Comentarios

  1. Fantástica. De allá por el siglo XX y el cine (de ese con mayúsculas), yo me quedo con Cyd Charisse, impresionante.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Valaf!

      Tanto Ester como Cyd, dos mujeres fantásticas.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Aunque no las recuerde bien he visto algunas de sus secuencias en el agua, Realmente parecia una sirena. Aunque no tuviera cola. Era muy hermosa. Descansa en paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no la recuerdo muy bien. He visto pocas secuencias suyas, pero desde luego tenía una elegancia a la hora de moverse en el agua, que me dejaba con la boca abierta!

      Allá donde esté, estará nadando feliz!

      Eliminar
  3. Me ha traído de la mano hasta aquí, el común amigo Valaf. Se lo agradezco.
    Yo también prefiero a la Cid Charisse de "Brigadoom", antes que a la Esther Williams de "Escuela de sirenas". pero ambas han sido mitos de una juventud como la mía, falta de libertades y alegrías,que descubríamos un mundo nuevo solo por poder contemplar las torneadas piernas de una sirena o una consumada bailarina.
    Algo que a los jóvenes puede resultar anacrónico, o incluso lascivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario