La vida del zen.


No desesperes nunca, jamás,
  ni siquiera cuando estés en las
  peores condiciones porque de
las nubes más negras, cae
agua limpia.

Comentarios

  1. Precioso. Además es cierto y no sólo eso, tras las tormentas la tierra huele magníficamente, el aire está limpio y el suelo fértil. Y pa más inri sale es sol.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Una cita que habría que tenerla siempre en la mente ....
    Un abrazo amiga
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario