Miranda Mayo



Sinopsis: Me llamo Marina, tengo treinta y tres años y mi novio me ha dejado por una de veinte que come medio lacasito al día. Yo soy de las que tienen curvas, aunque estoy intentando quitármelas pedaleando por todo Madrid. Tengo un servicio de cátering de comida casera chic a domicilio y hago el reparto en bicicleta. Antes iba en coche, pero me retiraron el carné después de que me llevara por delante con el Mini la terraza de un Starbucks. Conducir no es lo mío, lo reconozco.


Lo del cátering aún está despegando. Me ayuda mi hermana Silvia y mis amigas Elena y Nuria, y ya tengo unos cuantos clientes fijos. El que no falla ni un solo día es Álex. Es un encanto y tiene un trabajo estable en un banco, y se nota que le gusto, pero… Álex no tiene rollo y yo siempre me pillo por los capullos.

Mis problemas de verdad empezaron el día en que me quedé sin bici, después de que se me cerraran un segundo los ojos y acabara estampada contra el cochazo de un hombre que era como George Clooney en rubio. A partir de este momento, todo ha sido una hecatombe, aunque, bien mirado, no hay mal que por bien no venga, y aunque estoy pendiente de juicio por conducir sin carné y puedo ir a la cárcel, también es cierto que me he convertido en la cocinera de moda y este George Clooney rubio está haciendo que descubra un montón de cosas.

Opinión personal: Una amiga el otro día empezó a  leerlo y nos lo recomendó a unas amigas y a mí. Os puedo jurar que desde las primeras líneas me enganchó tanto que lo leí en tan solo una noche!  Me reí mucho con ciertos párrafos. A Marina le pasa un poco de todo, pero lo que más le fastidió fue que el capullo de su novio la dejara por una chica más joven y súper delgadita. Marina tiene curvas, está rellenita, pero es una mujer echada para delante, aunque tenga sus dudas... y problemas personales.

Lo que me gustó es cómo está descrita Madrid. Aunque hace muchos años que no piso la Capital, me ha hecho recordad mis visitas a una de las ciudades que más me gustan.

A lo largo de la historia, ella evoluciona y da un gran cambio. Lo cual me alegró mucho. Todos en esta vida hacemos lo mismo.

Los personajes secundarios, me han atrapado. A veces no se le da la importancia a esos personajes, pero en esta ocasión merecen una mención. La hermana tiene mucha miga... me ha hecho reír y la amiga, no hay que perderla de vista! 

En definitiva, si queréis una lectura ligera y con humor. Este libro sin duda es el vuestro!

Comentarios

  1. Me has dado muchas ganas de leer este libro, mira por dónde. Perimero porque yo también pedaleo por Madrid, segundo por el sentido del humor y tercero y quizá más importante: soy muy fan de todos los personajes secundarios bien creados. Siempre pienso que le dan a las historias una fuerza y una vida que el prota por sí mismo no es capaz de imprimirle, por más que se intente.

    Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de haberte despertado el interés por leerlo. Estoy segura de que te gustará. Y, espero tu opinión. 👍

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada